La micropigmentación delinea y resalta de modo natural los rasgos faciales.

Se utilizan microagujas que dejan en la epidermis minúsculas gotas de pigmento.

Es un maquillaje que dura largo tiempo pero no es permanente, debiendo realizarse retoques al cabo del tiempo.

Se utiliza en cejas, perfilado de labios y eye-liner.